29 de
noviembre, 2014
Sábado

INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA

Publicado por editor En septiembre - 3 - 2012

INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA

JOKK

”Lo importante es que ha habido un cambio en la concepción de la integración. Ahora no sólo se trata del tema comercial, que ha dominado todos los procesos anteriores, sino también de estrategias como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la naciente comunidad de 33 países de la región (CELAC), que arrancan con una definición más amplia. Estas iniciativas incorporan temas que históricamente han estado al margen, como el político, el ambiental, el sociocultural y las disparidades propias de cada país. Todo ello apunta a una integración pensada de otra manera”.               Jaime Estay, economista mexicano

 

patriagrande.com.ve

 

En su analogía el Ché Guevara asoció el subdesarrollo con distorsiones en la economía y la sociedad de un determinado país, ocurridos a lo largo de todo un proceso histórico, marcado por el colonialismo y el imperialismo que bloqueó el camino de la industrialización y con ella fueron alteradas las condiciones y formas de desarrollo en adelante.        Ernesto ( Che) Guevara. Escritos y Discursos, t. 9, p.28, 1977

 

“ El subdesarrollo es un fenómeno económico y social único y global. Es también, y sobre todo, un hecho político. Cada una de sus manifestaciones que se pueden aislar a los efectos de un examen, se integran, complementan y relacionan como elementos activos, esenciales y condicionantes del fenómeno general. Explotación y dependencia, pobreza y hambre, inseguridad y desempleo, insalubridad e ignorancia, son si se quiere formas o enfoques para análisis de una realidad única que es el subdesarrollo, en cuya base no se encuentra más que un orden económico internacional injusto y una manifiesta desigualdad en la distribución de las riquezas, tanto entre las diversas naciones como dentro de muchas de ellas. ”Fidel
Castro Ruz: La Crisis Económica y social del Mundo, p. 208, 1983

 

Sin duda alguna el imperialismo con su política rapaz, ha tratado de absorber todos los mercados y
mantener atrasados a los países latinoamericanos a su conveniencia, mediante la globalización neoliberal busca proyectos de integración, como el Área de Libre Comercio de las Américas ( ALCA) que “facilitaría” a las medianas y pequeñas empresas de los países miembros a “ competir en igualdad de condiciones”, con las grandes transnacionales cuyo papel protagónico de estas últimas las tiene Estados Unidos.

En contraposición al ALCA se propone el ALBA que no es más que la Alternativa Bolivariana para las
Américas, teniendo desde su origen y destino características muy opuestas y diferentes en sus proyectos de integración.  Rodríguez Asien , E. “Algunas consideraciones de la integración Latinoamericana” en Observatorio de la Economía Latinoamericana, Nº 72, 2006.Texto completo en http:// www.eumed.net/ cursecon/ecolat/oel/

El ALBA como integración y el ALCA como anexión

Después de la Segunda Guerra Mundial surgieron las primeras Teorías del Subdesarrollo y Desarrollo,
con un enfoque equívoco y superficial de sus causas, en la mayoría de los casos se trató de dar solución a los equilibrios estructurales que sufrían y sufren los países subdesarrollados pero con el análisis desde lo interno, pues los primeros teóricos expresaban que el subdesarrollo tenía causas endógenas solamente sin tener en cuenta las causas exógenas que incluye la expansión económica del imperialismo hacia los demás países haciéndolos colonias y neo colonias. Estas colonias y neo colonias tuvieron un papel decisivo en su deformación estructural industrial y en sus problemas sociales convirtiéndolos en países dependientes.

Por ello el ALCA con su “rostro de buena gente” quiere seguir la misma política que ha utilizado siempre, la de mantener al resto de los países bajos sus pies, utilizando a su favor la dependencia de los mismos para maximizar sus ganancias buscando la forma más cómoda y rápida de realizarlo mediante la Anexión de los pueblos latinoamericanos. El imperialismo busca nuevas formas de dominio para conseguir sus objetivos es por ello que con el libre comercio busca sacar ventajas del intercambio desigual. Muestra y ejemplo de ello se puede apreciar en el Plan Colombia y Plan Puebla-Panamá, donde con la aparente ayuda y colaboración por parte de Estados Unidos hacia estos países, el imperio busca en su esencia la dominación transnacional en todos estos territorios, pues los mismos son ricos en recursos naturales con una exuberante biodiversidad, además que poseen importantes reservas de gas y petróleo.

En la década de los 60 surgen otras teorías del subdesarrollo que le daban mayor importancia a las causas externas de este fenómeno, haciéndose grandes aportes a esta concepción destacándose el intelectual Raúl Prebish uno de los economistas más relevantes de América Latina que hizo sus aportes científicos al problema del subdesarrollo de los países de la región, con su modelo teórico que denominó: Centro-Periferia, en el cuál clasificó a los países desarrollados y subdesarrollados. A pesar de las limitantes de la Teoría de Prebish, si tenía claro que en el Centro (países desarrollados) y la Periferia (países subdesarrollados) existían estructuras económicas diferentes y que cada uno desempeñaba una función distinta en la economía mundial. Mientras que el Centro vendía productos manufacturados de alta calidad tecnológicas, los de la Periferia fundamentalmente producían y vendían productos primarios (alimentos y materias primas), pues estas funciones distintas hacen que se acrecienten las diferencias estructurales entre ambos.

Es por ello que en el estructuralismo latinoamericano de Prebish la forma fundamental de salir del subdesarrollo y de la dependencia es mediante la transformación de la estructura productiva, mediante el desarrollo tecnológico con la industrialización por sustitución de importaciones (ISI). También había que resolver los problemas más importantes del subdesarrollo de la economía de la periferia que son: Desempleo elevado, desequilibrio externo y deterioro de la relación de intercambio.

El estructuralismo hizo una fuerte crítica no marxista a los mecanismos de mercado, al mostrar la
inconsistencia de los aparentes “beneficios mutuos” que resultaba del comercio de los desarrollados y subdesarrollados en el libre comercio a nivel mundial.

El ALCA se beneficia a través del libre comercio, de los problemas estructurales de los países
subdesarrollados mediante el desequilibrio externo y deterioro de la relación de intercambio que sufren estos países.

Otra de las teorías del desarrollo que se destacan en la crítica contra el libre comercio es la Teoría
de la Dependencia
donde se destaca el africano marxista Samir Amín, utilizando como categoría central la “Polarización” que plantea que existe dos tipos de capitalismos, por una parte un capitalismo desarrollado con un nivel de industrialización alto, donde existe una diversificación en su industria y
producción, con productos manufacturados de alta tecnología y demanda, por otro lado un capitalismo subdesarrollado, mono productor, mono exportador y pluriimportador , dependiente del capitalismo desarrollado. El primero de los polos utiliza al segundo para expandirse económicamente y maximizar sus ganancias.

Amín propuso una estrategia para los países subdesarrollados a la que el llamaba “Desconexión”
del sistema capitalista mundial. En esta estrategia, Samir Amín critica la idea de que los países subdesarrollados tienen que adecuarse a la racionalidad económica establecida por la globalización neoliberal o de lo contrario se extinguirán. La “desconexión” de Amir se basa en la solidaridad y el internacionalismo que incluya y aglutine a varios países subdesarrollados, lográndose una desconexión
colectiva
.

El ALBA podría ser un ejemplo de desconexión colectiva, son varias las acciones que se están llevando a cabo, sobre todo entre Venezuela y Cuba en la esfera de la salud, la educación, en la ayuda desinteresada en todos estos aspectos sociales y económicos.

Otras Consideraciones  

En 1987 surge en Kuala Lumpur la Comisión del Sur, bajo la dirección de Julius Nyerere, inolvidable luchador de Tanzania y el Mundo. Esta Comisión está basada en la cooperación entre los pueblos de los países del Sur y en lucha contra la explotación imperial. En el Informe de la Comisión Sur sobre el concepto de desarrollo expresa que el mismo es un proceso en que los seres humanos tienen derecho a llevar una vida con dignidad y realización. Que es una evolución donde no exista la opresión política, económica y social.

En la esencia de este informe se refleja el rechazo a la anexión que hoy nos quiere imponer el ALCA
con sus tentáculos de monopolio, pues los resultados de la neo colonia que se pueden observar en los países latinoamericanos son nefastos, con índices elevados de pobreza, indigencia, tasa de desempleos, alta mortalidad infantil, analfabetismo, etc.

Dentro de la Comisión Sur a lo que más se le hizo énfasis fue a la cooperación Sur–Sur que no es otra
cosa que la cooperación entre gobiernos, empresas, sindicatos, instituciones de investigación, teniendo en cuenta la heterogeneidad de los países en desarrollo. El objetivo de la cooperación sur-sur no es más que la ayuda mutua entre los países subdesarrollados, preservando los intereses comunes a todos los países del área.

Son múltiples las acciones que se han realizado en este sentido que aunque todavía son insuficientes tienen una importancia vital para la región entre las que se destacan: Programa Especial para la Seguridad Alimentaría ( PESA), Ayuda Oficial para el Desarrollo ( AOD) desde el Sur , Transferencias de
Innovaciones, Acuerdo de cooperación energética de Caracas, entre otras.

Con la entrada de Venezuela como miembro pleno al MERCOSUR se hace más sólida la integración de
los países subdesarrollados de la región y da nuevas oportunidades y perspectivas hacia la consolidación de la integración suramericana y un Banco de Desarrollo del Sur. Con el desarrollo del ALBA se cumpliría la misma línea de objetivos de la cooperación Sur-Sur, pero con un enfoque más integrador
aún y con una voluntad política mucho más fuerte.

El Banco de Desarrollo del SUR, sería el comienzo de una nueva etapa en el desarrollo de nuestros pueblos, pues sería un banco de nuevo tipo con características diferentes a los demás bancos de desarrollo existentes, ya que el mismo tendría como prioridad el desarrollo social por encima de cualquier otro factor.

Se pone de manifiesto una vez más que la forma de reducir considerablemente las secuelas del
subdesarrollo o erradicarlo totalmente seria mediante la unión de nuestros pueblos en forma solidaria, buscando estrategias comerciales y económicas teniendo en cuenta como premisa fundamental su dimensión social.

La integración que propone el ALBA, es una integración justa, antianexionista y anticolonial diferente a la “desintegración” que propone el ALCA. Razón y vigencia actual tenía Martí en la Comisión Monetaria Internacional Americana, en 1891 cuando advirtió las “razones ocultas” del imperio detrás de una invitación a la unidad y decía el apóstol además que unión económica significaba también unión política.

 

espanol.rfi.fr

 

Es por todo ello que se le dice “No al ALCA” y “Sí al ALBA” que significa respectivamente “No a la Anexión” y “Sí a la Integración”.  Jaime Estay, economista mexicano.

¡Participa!